viernes, 5 de abril de 2013

Balago - D'aquii (Foehn Records 2008)

Mira por donde este disco se autodesintegrará ante ti en 10 canciones y no hay nada que puedas hacer para evitarlo. ¿O es la vida eso que se está desintegrando delante de tus narices? Y esto es todo lo que se me ocurre decir porque estamos ante un ente misterioso. Es un misterio, para mi, de qué artefactos o instrumentos salen las larguísimas notas que arman estas canciones, largas notas que me hacen pensar en fotografías panorámicas y melancólicas. Todo un misterio el origen de muchos de los sonidos que las acompañan en su devenir por este disco, sonidos que me hacen pensar en fuego, en interrupciones, en el tiempo que pasa muy rápido. Todo un misterio si son las notas las que sufren leves variaciones o si es tu imaginación la que te las hace sentir como defensa ante lo prolongado de un mismo sonido, sutiles cambios que me hacen pensar en la erosión eólica. A veces escuchas un piano, o un violín (o algo parecido) y eso te reconforta y me hace pensar en un lugar a salvo rodeado de un ambiente hostil. En una canción el bombo de una batería, en otra los platillos y eso me hace pensar en objetos rotos, abandonados y en desmembramientos. Todo un misterio este tercer trabajo de Balago, perpetrado por David Crespo con la ayuda puntual de Mariona Sala, Roger Crespo, Jordi Casas y Eloi Illamola, de una música que sólo se percibe en toda su magnitud tras muchas escuchas y dedicación completa. También pienso en el mar y me viene a la cabeza desesperanza. Relájate y sufre.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada