jueves, 24 de abril de 2014

Les Aus - Haranna Hanné (Simple Social Graces 2006)

Creo que este fue mi primer encuentro sonoro con Arnau Sala y Mau Boada. Dos tipos que llevan tanto tiempo haciendo tantas cosas, que seguirles desde las islas afortunadas, o me temo que desde cualquier sitio, se hace bastante complicado. Ambos formaron parte de Omega Cinco, allá por 2001. Ya en 2003 aparecieron como dúo con The Cheeese, y sin cambiar de formación, en 2005, cambiaron de nombre, les gustaba más Les Aus.
Solo estas tres bandas ya acumulan un buen número de referencias editadas en todos los formatos físicos imaginables, y digo todos. Si a esto sumamos los proyectos en los que han participado por separado, la cosa se desquicia, Y aparecen nombres tan notables como Zeidun, Bestia Ferida, Vactor, Veiled y unos cuantos más. Además podemos añadir sus grabaciones en solitario, Mau, con este mismo nombre, o bajo el alias de Mussica, y ahora con Esperit! como nombre de guerra, y Arnau también usando el suyo propio o ASDC o Ex-Con o muy recientemente Exoteric Continent.
Si ya la enumeración es complicada, tratar de resumir toda la música que han hecho es directamente imposible. Así que vamos a ceñirnos a lo que hay aquí. Estamos en 2006, Omega 5 lleva un año sin funcionar y Les Aus ya se han presentado con su nuevo nombre en un EP previo de título El Picasoques.
Ya dije antes que este fue el primer disco que escuché de toda la saga anteriormente mencionada y la sensación de haber dado con algo muy grande se instaló desde el principio en mi cabeza. Siendo un disco arriesgado, de sonoridades poco habituales, la musicalidad de los temas es tremenda. Aquí puede haber muchas cosas que causen extrañeza, pero el conjunto suena absolutamente asequible y armonioso. Ya en las dos primeras canciones dejan claro cuales son los dos extremos entre los que va a bascular su propuesta. El Baile Del Fog abre el disco con percusiones y guitarras acústicas en un extraño canto que igual te hace pensar en una tribu de indios de los Apalaches que en una comuna hippie de Ibiza, que tal vez no sean cosas tan diferentes. A esta le sigue Caminant Través La Llum. Con una batería monstruosa, que suena la mar de bien, y la eléctrica dándole réplica, es pura contundencia. Y en ambas aparecen las voces, sin palabras, pero reforzando esa sensación de que debajo de lo que suena vive la canción. Y así, a lo largo de las restantes nueve canciones van combinando ambas vertientes consiguiendo temas y momentos mayúsculos como Fent Dreçera, El Guardià o La Obaga Porta A Soril. 
Según los créditos, esto lo grabó Sergio (de Svper), que había coincidido con Arnau en Applied Asturias, otra banda a incluir en la larga lista, y lo menciono porque lo apabullante del sonido así lo merece. Además aportó la mandolina en uno de los temas. Escuchen, escuchen.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada