viernes, 13 de junio de 2014

Cecilia - 2 (CBS 1973)

Un día leí que este disco nunca se había reeditado en CD, no mucho tiempo después lo vi en Alcampo a precio simpático. Lo compré por eso, y porque estaba en la lista de mejores discos hechos en este país en el siglo XX que sacó el RDL.
Yo en 1973 no había nacido, no sé cuanto de gris era la existencia de los habitantes de este país, pero a Cecilia no se le ve muy entusiasmada con lo que ve a su alrededor, ella había viajado y vivido en muchos sitios, conocía mundo y la España imperante y oficialista era sinónimo de ranciedad y esperpento. Y, como bien indica en esa tremenda declaración de principios contra la pasividad que es el comienzo de Con Los Ojos En Paz, no le queda más remedio que tomar partido, para que vivir no sea solo morir cada día un poco más.
Impregna todo el disco una sensación de penumbra, de desencanto, la muerte hace su aparición en casi todas las canciones. Relaciones narradas en pasado  y momentos felices que solo son ya recuerdos de infancia, tumbas, cipreses negros, sangre, lágrimas, llagas, labios amargos, y agrías y acertadas referencias a una sociedad en la que tanto para ellos como para ellas palabras como feminismo eran motivo suficiente de excomunión y condena a los infiernos.
Cecilia tenía 23 o 24 años cuando grabó estas canciones, las cosas parece que bastante claras, y una habilidad extraordinaria para expresarse con sencillez y belleza, pero también con contundencia. Sensación, esta última, que refuerza al ser dueña de una voz portentosa y una perfecta dicción.
En lo musical, pop de encomiable factura, rico en arreglos, con algún devaneo progresivo y sorpresa ruidista al final de Mi Ciudad, que sin embargo, en el discurrir del disco a mi me deja una sensación de leve cuesta abajo porque mis tres favoritas son las que lo abren.
Dada la época de la que estamos hablando, los tropiezos de Cecilia con la censura fueron irremediables. En el caso de este disco no dejaron que se llamase Me Quedaré Soltera, ni que en la foto de portada mostrase su embarazo. También tuvo que cambiar el título de la canción Un Millón De Muertos por el de Un Millón De Sueños y declarar ante un juzgado que hacia referencia a la Guerra De Los 6 Días, que vivió en persona, y no a nuestra Guerra Civil. Con eso les bastó, y se la dejaron incluir en el disco, aunque para las emisoras del momento estaba dentro de la categoría de "no radiables".
Y por último solo me queda quejarme de lo cutre que eran las multinacionales, en este caso CBS / Sony, a la hora de reeditar discos en formato digital allá por 1994. Letra y música de todos las canciones : Cecilia, son los escuetos créditos que aparecen en este artefacto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada