sábado, 20 de septiembre de 2014

Za! - Macumba O Muerte (Acuarela Discos 2009)

No sé si el título del disco viene por lo de aquel chiste que me contó Esteban Gil hace ya mucho tiempo. Dos exploradores habían sido capturados por una tribu desconocida. Atados en sendos palos, el jefe de la tribu le pregunta a uno de ellos "¿qué eliges, macumba o muerte?". Lógicamente el explorador escoge macumba, cualquier cosa con tal de no morir. Los individuos de la tribu saltan de alegría, lo desatan, lo arrastran hasta el centro de la aldea y comienzan a violarlo analmente una tras otro con toda la violencia posible... ras, ras, ras, quien terminaba se volvía a poner en la cola en una bacanal sin fin hasta que el explorador queda completamente destrozado. Cuando dan el asunto por terminado el jefe de la tribu se dirigen al otro explorador y le pregunta "¿y tú qué eliges, macumba o muerte?. El segundo explorador que ha visto lo sucedido a su compañero dice "muerte, muerte", a lo que el jefe de la tribu contesta "vale, pero primero... ¡macumba!"
Y es que no podemos culpar a nadie de que a la tribu lo que le pusiese era lo de macumba. Pues bien, en este disco hay mucho macumba. Desde el principio, en el que los componentes del grupo comienzan invocándose a gritos desenfrenados hasta ese aviso de la llegada de Hammurabi del último tema, todo es un ritual desconocido, irrefrenable, inesperado, al que sólo los miembros de Za! pueden encontrar coherencia, ellos son los únicos que saben el porqué de cada silencio, de cada sonido, de cada frase, de cada cántico. Igual al principio todo fue fruto del azar, pero el tiempo le ha dado el sentido que sólo ellos conocen, y al espectador sólo le queda admirarlo con curiosidad, sorprenderse una y mil veces ante el raudal de sonidos que se le viene encima, abandonar sus esquemas preconcebidos incapaz de descifrar ni tan siquiera su estructura, y dejarse fascinar por tan atropellada, bestia, y cuando se sabe mirar, también sutil, celebración.
Así que usted ya sabe, ofrézcanle lo que le ofrezcan, elija macumba y mantenga bien abiertos los ojos, no se lo pierda. La muerte siempre está ahí.
En esta ocasión la tribu Za! todavía estaba formada por tres individuos, que responden a los nombres de Papa Dupau, Spazzfrika Ehd! y Happy A (a.k.a. Der Buggamaistah).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada