jueves, 30 de octubre de 2014

Los Federales - Los Federales (Musagre Tapes 2011)

Hoy intentaremos arrojar algo de luz sobre Los Federales, esa pareja de seres que han dado pie a una de las leyendas urbanas que mas ha impactado a la sociedad de Occidente. Cuenta la leyenda que aparecen cuando ya ha caído el sol para ofrecer noches de excesos y rocanrol a los afortunados que se cruzan en su camino.
Yo no la creía hasta que, aun siendo joven, me topé con estas criaturas. La cosa ocurrió así, estando de marcha con El Flaco por ese sur de Tenerife, mientras andábamos medio apartados, fumando tranquilamente, sentimos la presencia de dos mujeres de otro planeta, que en spanglish nos preguntaron si las invitábamos. Of course, fue nuestra respuesta, al rato, junto con ellas entramos en aquella discoteca próxima a la playa que se llamaba Metrópolis. De inmediato una de ellas se acercó al DJ, lo agarró por la pechera y me pareció que le dio algo. El ritmo de la noche y la samba da bahía cesaron y comenzó a sonar rock animal, un auténtico disparate de electricidad, ritmo inapelable, coros a pleno pulmón y letras indescifrables. Después de unos cuantos dancings en el centro de la pista y de algunas copas que invitamos nosotros, volvimos a salir para fabricar un par mas de cigarritos sin filtro y fue durante ese momento cuando se desveló su verdadera identidad, policía de inmigración de los USA, nos mostraron los carnets que así lo constataban. La espiral de dancings, copas y fumeque en la que entramos fue apoteósica, quemando la pista de baile, agotando completamente nuestras energías y reservas monetarias. Luego, cuando las ordenanzas municipales indicaban que era la hora de cerrar el local, las federales fueron al baño y desaparecieron para siempre, dejando en mi memoria una de las noches mas estrambótica que he vivido. Nosotros volvimos al mismo lugar en días sucesivos con la esperanza de volver a encontrarlas, pero no hubo forma. Nunca mas supimos de aquella pareja de federales, ni pudimos mostrar a nuestros amigos la más mínima prueba de que aquella noche había sucedido, incluso El Flaco, con el paso de los días dudaba si realmente había ocurrido, y hoy por hoy, dice no recordar nada y rehuye el tema.
Pero mi obcecación por aquella pareja perduró en el tiempo, aunque todas mis investigaciones fuesen infructuosas... hasta hace unos años.
Según la información a la tuve acceso, me reservo las fuentes, reaparecieron en Alicante, no se sabe bien en que fecha, esta vez en forma de varonil dúo musical bajo los alias de el que aporrea y el que ensucia. Dieron unos cuantos conciertos por la zona, casi sin avisar, quemando y arrasando los garitos que les abrían sus puertas, congregando a una legión de fieles que pateaban las ciudad noche tras noche con la esperanza de toparse con uno de sus imprevistos shows. Tal fue la vorágine de caos y destrucción que crearon a su paso, que Sonia Castedo, la alcaldesa alicantina decidió echar el cierre al ocio nocturno de la ciudad. Los Federales volvieron a desaparecer, otra vez sin dejar rastro, y dejando huérfanos de rock salvaje a los alicantinos. En esta ocasión si tuvimos la suerte de que un tal José Pazos pudiera capturar una prueba de su existencia, un registro sonoro de quince minutos, obtenido no se sabe muy bien dónde ni cómo, en el que se puede apreciar claramente la potencia destructiva de sus composiciones a la vez que entender la adicción que causa su música. Ante la presión de las instituciones por encubrir su existencia, solo se pudieron difundir 22 copias de estas grabaciones de manera casi clandestina, antes de que tuvieran lugar los borrados de mente colectivos, y la incautación y posterior incineración de los registros originales. También pusieron a trabajar a todos los medios de comunicación a su disposición para tratar de confundir los pocos recuerdos residuales que permanecieron en algunas mentes con los de un trío de morenas...
Pero yo, que sigo obsesionado con su existencia y con la necesidad de volver a vivir el desenfreno de una noche de fiesta salvaje a su lado, tengo evidencias de que ahora están en Jamaica. He leído la letra pequeña.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada