sábado, 4 de julio de 2015

Pablo Canalís - Folclores Imaginarios (Norte Sur Records / Disconsonancia / Truco Espárrago 2012)

Como bien dice el dicho, el saber no ocupa lugar, a lo que añadiremos desde aquí que el saber tocar instrumentos de todo tipo, tampoco. Otra cosa es el espacio que pueden ocupar todos esos instrumentos si tu pasión es coleccionarlos, y otra cosa mayor todavía es el tiempo que puedes ocupar entre ellos, escuchándolos, conociéndolos, y haciéndolos dialogar sea cual sea su lugar de origen.
A Pablo le ha llevado unos cuantos años armar estos folclores imaginarios en los que uno puede encontrar una maquina de escribir que contesta a un fagot, o a una tribu de pigmeos paseando por la Nação Nordestina mientras soplan en botellas, o a la colonia japonesa de Suecia tocando el taishokoto acompañándolo de golpes sobre una mesa de Ikea. Todo es posible en el territorio en el que se fragua este disco.
Y no es que yo tenga un oído capacitado para reconocer y distinguir todo el instrumental que se asoma en los veinte fragmentos (o veintiuno, que hay uno escondido) de esta música procedente de extrañas regiones que existen en el mapa de la imaginación del señor Canalís, es que en el libro que acompaña al CD, de clara vocación didáctica, viene todo muy bien explicado. Quizás tanta información atenúa el misterio de lo que aquí suena, pero a cambio se aprende mucho, y no solo de música.
También me parece que la mayoría de los temas se quedan algo cortos de minutaje, este disco debería ser triple o cuádruple, y cada tema rondar los siete u ocho minutos. Un viaje donde la música de Bali va al encuentro de la santería Afrocubana merece ser disfrutado con tiempo, no en un minuto y medio. La brevedad de algunos temas me parece que le hacen perder hipnotismo, chamanismo y nos priva de mantras que podrían embriagarnos durante horas. Y es que hay gran cantidad de momentos realmente cautivadores en este disco, que pasan demasiado rápido.
Para dar alguna pista mas, diré que en casa colocamos los discos alfabéticamente, pero si no fuera así, no dudaríamos en ponerlo al lado de discos como el 13 Cuerdas de Jesús Auñón, el debut de Eduardo Bort, los primeros dos de Gualberto y The Book Of AM, pero escorado hacia el estante experimental, y mirando de reojo a Pascal Comelade. Ese es el espíritu de estos folclores imaginados.
Además de Pablo Canalís participaron en la grabación de este disco Eduardo G. Salueña, Guzmán Argüello, Israel Sánchez, John Falcone, José Luis Feijoo y el grupo Killing Zoe, que son Pedro Menchaca, Fran Molinero y Carlos Cantarero.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada