domingo, 30 de agosto de 2015

Sitcom - Sitcom (Astro Discos 1998)

En el 98 lo del noise-pop y el indie estaba relativamente asentado en nuestras vidas. Ya habíamos visto desinflarse la nómina de grupos que estaban subidos al carro y algunas de las primeras espadas también habían decidido pasar a mejor vida. La desbordante ilusión del principio dejaba paso a la realidad que constataba que a corto plazo nada había cambiado tanto como parecía que iba a hacerlo, ni con la ayuda de alguna multinacional mediante.
También, imagino, que los que habíamos seguido la historia ya teníamos bastantes claras nuestras listas de favoritos y ¿como no?, de apestados. Y digo esto porque Sitcom fue, al menos para mí, un supergrupo con todas las de la ley. Aquí tenemos a dos ex-Corn Flakes, un Manta Ray y la colaboración absoluta de un Beef. Bandas, las tres, que por aquella época eran indispensables para mi.
El disco comienza medio en broma con Suzie, un zumbido que convive con una leve instrumentación y una voz que nos cuenta el duro proceso de grabación del disco y las primarias motivaciones de los músicos para superarlo.
En la siguiente, My Name Is Jimmy, las guitarras, cercanas al hardcore, tienen el mando. Luego el disco se recoge con la triada que inicia Roma's Little Fall, preciosa, tranquila y de cachondo título, recuerden que por aquel entonces también Chiquito estaba asentado en nuestras vidas. Le siguen Goodnight Kiss y los siete minutos de Sitcom, también íntimas, aunque en ellas haya momentos de furia, guitarrera o no. Esta última es mi favorita del disco, con esas partes casi recitadas sobre un piano y algunos ruiditos.
Cierran con The Most Important Lies You Told Me, en la que hacen colisionar sus planteamientos de rock emocional con programaciones casi industriales.
Sitcom fueron Abel, Raül y Javi, además contaron con la colaboración estelar de David Rodríguez. Lo dicho, un supergrupo efímero que nos dejó un único disco breve y bueno, curioso e interesante, con más pinta de divertimento entre amigos que de obra hecha para alcanzar la categoría de súper. A esas alturas ellos también sabían ya qué se podía esperar de lo del indie.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada