miércoles, 9 de septiembre de 2015

Decapante / Desguace Beni / Reznik - Tripartit (Autoeditado 2007 / DiscosFractales 2009)

El tiempo es relativo, luego cada uno establece sus propias referencias sobre ese continuo para organizar y entender lo que ha sucedido. Si el actual underground madrileño fuese nuestra civilización, sin duda la aparición del sello Alehop! en el lejano 1993 sería el eslabón perdido entre el mono y el hombre, y este disco, junto con alguno mas, marcarían el año cero de nuestra era. Antes, el único single de Mushitcians o el primer disco de Ginferno habrían iniciado la revolución neolítica.
Como ocurrió en su día con la llegada de nuestro señor jesucristo, pocos fueron los que se enteraron de la edición de este disco en 2007, y algunos más los que lo hicieron a raiz de su reedición en 2009 a cargo de Discos Fractales.
De los tres grupos que participaron en este disco solo Desguace Beni ha llegado a nuestros días y llevan publicados dos singles, un número indeterminado de CD's y una cinta grabada en directo. Decapante desapareció después de dos discos y ahora podemos encontrar a sus miembros esparcidos en grupos como Bifaz y Mesa Camilla, además de a los mandos de lugares tan importantes para la génesis y normal desarrollo de esta historia como el Estudio Brazil y La Faena II.
Reznik también se quedaron por el camino, aunque dejaron un amplio rastro de grabaciones que comprende, al menos, los álbumes Palacio, Mi Mamá Me Mete, El Mal y Nauseas.
Decapante abren el disco con tres temas de un rock tan denso, que emana de sus dos bajos y su batería, que usted podrá caminar sobre su sonido al igual que nuestro mesías lo hacía sobre el agua.
Vienen a continuación los Desguace Beni, que aparecen aquí en formato de guitarra, bajo y batería, con cuatro temas que recomponen el organismo y lo dejan como nuevo tal como el hijo de dios hizo con tullidos, sordos y ciegos.
Reznik, dúo de guitarra y batería, cierran Tripartit con otros cuatro temas que multiplican sus ganas de gritar y moverse compulsivamente, además de su felicidad, en tanta cantidad como lo haría con panes y peces quien ustedes ya saben.
Disco milagroso.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada