jueves, 14 de enero de 2016

Vamos A Morir - Vamos A Morir (Triquinoise Producciones 1990)

Había necesidad de un sello como Triquinoise. En los albores de los noventa no existía discográfica en este país que diese cobijo a bandas que practicaban rock más allá de lo arriesgado. Estaba G33G, con idéntico amor por lo distinto, pero hincándole el diente a proyectos más lejanos al formato rock. Por decirlo de alguna manera, los grupos de Triquinoise mantenían, con sus más y sus menos, la estructura clásica de guitarra, bajo, batería.
Vamos A Morir se saltaban lo del bajo, el trío formado por Javier y Nacho Colis, a la guitarra y batería respectivamente, lo completaba Julio Jara a la voz. Al parecer fueron coetáneos de Demonios Tus Ojos, grupo en el que los hermanos Colis asumían los mismos roles, aunque el primer LP de la banda que hoy nos ocupa no llegó hasta dos años más tarde que el del grupo que completaban Javier Corcobado y Javier Almendral.
Vamos A Morir había ganado en 1989, o 1988, el concurso de maquetas de Rockdelux, aunque yo de eso, ni enterarme, y la primera vez que tuve la posibilidad de escucharlos fue tras la edición de este disco.
Su música irritaba mucho al resto de mi familia. Y he de reconocer que no les faltaba algo de razón, la voz de Julio, poeta y ahora también casi artista, de origen francés, es capaz de desquiciar a cualquiera. Su manera de alargar las sílabas, de cantar en un perpetuo grito está muy lejos de lo que uno puede considerar armonioso. Además guitarra y batería contribuyen a crear un sonido agudo, incisivo y de aire desquiciado, que queda potenciado por la ausencia de las cuatro cuerdas. La única colaboración del disco, el piano y kμrzweil de Guillermo Piccolini en Gordo y El Baile, ahonda en la misma sensación de estridencia e impacto sónico brutal.
No se entra de manera fácil a este disco, ni por muchas veces que se escuche llega a ser cómoda su audición, aunque una vez sobre aviso, uno empieza a querer esos estribillos imposibles, histéricos, a veces apoyados por la voz de Nacho. Y así canciones como Amor Veloz, Asco De Domingo, Cangrejo Ermitaño, Vemos La Luz y Reímos Juntos, Lloramos Solos empiezan a relucir con brillo propio, mostrando su alma accesible, entre la crudeza y el poder de las imágenes que destilan los versos del propio Julio.
Seguramente no tuvo nada de casual la elección de musicar en Usted Podría una letra de Vladimir Mayakovski, poeta ruso, iniciador del futurismo, que se suicidó de un disparo en el corazón impulsado, según la fuente que se consulte, por las severas críticas recibidas por su expresivo individualismo, por la rutina, o por a una fuerte discusión con su amante, la actriz Vera Polonskaia,
Individualismo expresivo, enemigo de la rutina y apasionado, creo que estos tres calificativos definen bastante bien las doce canciones de este primer disco de Vamos A Morir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario