jueves, 23 de junio de 2016

Leone - Tus Huesos (Monasterio De Cultura / Delia Records / Leone Records 2016)

En este país hay una larga estirpe de bandas que han asumido como propio el lenguaje del rocanrol para después devolvérnoslo bien impregnado de sus propias singularidades. La mayoría de estas bandas han caído en el olvido y, por supuesto, durante su existencia muy rara vez recibieron la atención que merecían. Dejaron discos enormes que no salen en ninguna lista porque nunca formaron parte de nada, sino que cabalgaron por su cuenta sin buscar refugio en la comodidad de las modas. Estoy pensando en discos como el Tangos de Malevaje, que sí, que son tangos, pero hay mucho rocanrol en esos surcos, y no digamos en la foto de la contraportada, también en el imprescindible La Rueda De La Fortuna de La Búsqueda, en el Casa Doce de BB Sin Sed, en el único disco que editaron Los Cuervos, en La Última Traición de Más Birras, en el Buen Provecho de Domingo Y Los Cítricos, en el Pobres Sueños de Proscritos, y si me apuran, también en La Cruz Del Sur de Supersónicos, que es muy rocanrol, a su manera.
Leone, con tan solo seis canciones publicadas, cuatro en un 10" autoeditado el año pasado, y dos en el single que hoy tenemos encima de la mesa, son el siguiente eslabón que doy por bueno para añadir a esta cadena, desgraciadamente llena de infortunios, a la que hacía mucho tiempo que no encontraba nada con el suficiente fundamento para seguir engarzando. Y con esto, ya debería estar todo dicho.
Aunque claro, puede ocurrir que ustedes no hayan escuchado ninguno de los discos mencionados más arriba, incluso puede ser que ni les suenen, y entonces a estas alturas del texto estarán como al principio, sin saber muy bien a qué atenerse. Pero esta incertidumbre no es lo más grave, el problema serio es lo que se están perdiendo.
Leone se forma en Madrid, cuando Jesús Canet decide montar una banda con músicos de la ciudad. Anteriormente operaba desde Almería con Motel 3, pero su traslado a la capital, y unas canciones que había hecho y que no encontraban su hueco en el repertorio de la banda, lo llevaron a asociarse con Juan Pérez Marina, Jesús Rodríguez y David Talbaila para darles salida en un nuevo proyecto de cinematográfico apelativo. Con esta formación grabaron sus seis canciones, aunque a la hora de ver la luz este single ya estaban incorporados a la banda el percusionista Rubén Lizana y Jesús Alonso, que sustituye a David a la batería.
En este disco Leone facturan dos preciosas canciones con aromas de lamento y trifulca, sobrevoladas por el amor. La voz de Jesús Canet y las letras destilan cierta chulería, entre la arrogancia y la sabiduría popular, situando los dos temas aquí presentes muy arriba en mi lista de canciones que hay que cantar con la camisa a medio desabrochar y las botas puestas. Rocanrol fronterizo, desértico pero también surfero, con guitarras elegantes a la vez que devastadoras, que en algún momento me recuerdan a la cinta de Los Relámpagos, Dos Cruces creo que se llamaba mi tema favorito, que me ponía mi padre.
Ahora que ya las palabras han intentado decir algo, lo demás queda en sus manos. Si realmente quieren saber de qué estamos hablando, pueden empezar por la canción que les dejo a continuación y si es de su agrado, sigan los eslabones, no se arrepentirán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada