lunes, 22 de julio de 2013

Chico Y Chica - Status (Austrohúngaro 2004)

Mira por donde las cinco primeras canciones de este disco son inapelables, Chantaja es un reallity show en el prime time de tu cerebro, al Vaquero de la segunda canción le pongo la cara de personajes que detesto como Bertín Osborne o Jesulin, pero podría ser la de cualquier gulipollas que cree que el mundo se hizo para comérselo. Lady Olé es, bueno mejor la pongo abajo y la escuchas. En Te Van A Matar (y Te Van A Marar 2) actualizan, vía Scary Movie, La Chica Del Cuadro de Fritz Lang y aquellas canciones de espías y misterios tan de los ochenta (Contacto En Sangai, La Espía Que Me Amó...). Voz entre chulesca, pija, rebosante hasta el límite del absurdo de glamour y clase, canciones por las que aparece Susan Sarandonga y Florinda Chic, me parto. La siete es el episodio correspondiente de la radio novela por capítulos 4 En Alicante que van desgranando en cada uno de sus discos. Tiene una mala baba tremenda y otra vez a partirse de risa con los personajes que encontramos, que si los bluseros de Argamasa, que si Ranchero con su hit laísta ("dígala que estoy forrado con el restaurante"), y más y más. La segunda mitad del disco tampoco anda mal, pero para mi baja un poco el listón, como que pierden personalidad, pero no pegada, en La Vez Que Mejor y No Comprendes Que Te Amo. La Millonaria y La Tarzana, que están muy cerca del spoken word (o lo son directamente), también te sacan algo mas que una sonrisa. Para rematar la jugada, en el libreto el primer capítulo de la increíble historia Crisfer, El Terror De Tupinamwa. Imposible no ponerse de buen humor con este disco de electro-pop adictivo, una auténtica locura en consonancia con el mundo en que vivimos.
¿Y quién son Chico Y Chica?, pues él es Chen Le Bon y ella Rose Manfredy.  Eso dicen y se quedan tan frescos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada