viernes, 13 de septiembre de 2013

Burning - El Fin De La Década (Movieplay 1979)


Manuel Moreno, el sexto Burning
Hoy Manuel Moreno participa en nuestra sección artista invitado. Conocí a Manu, porque era la persona que siempre contestaba a mis correos cuando hacia compras a Gramaciones Grabofonicas. Desde aquí, Fuerteventura, tan lejos de todo, no sé como se me metió en la cabeza que el Manu que me contestaba era el guitarrista de Los Punsetes y responsable del proyecto individual Antonna. Y claro, ni corto ni perezoso le propuse participar en esta sección. Fue bastante después de la propuesta cuando me di cuenta que Manu no era el que yo creía. Cosas del facebook, ese señor con pelo y barba no era el guitarrista "punsete". ¡Manu Punsetes y Manu Bang! eran personas diferentes! Porque quien hoy colabora con nosotros es el responsable de la carismática tienda Discos Bang!, que también tiene su propio proyecto musical, Gran Logia. En su haber una cinta compartida con 3501 y la participación en el recopilatorio Madrid Es Ruido, que yo sepa. También es el principal implicado en la parte técnica de las primeras grabaciones de Los Claveles y diseñador de muchas de sus portadas, incluida la de su flamante Lp Mesetario. Este agitador de la escena musical madrileña, a través de los colectivos Autoplacer Sindicalistas y Nuevo Anochecer ha sacado un huequito para hablarnos del segundo disco de los Burning, El Fin De La Década. Yo le había propuesto que lo hiciésemos de Las Calientes Noches Del Barrio de Los Coyotes, pero ya saben ustedes que aquí el artista invitado manda. 

Manu dice:
Odié a Burning durante bastante tiempo, basado exclusivamente en sus pintas y en la única canción que conocía de ellos, el "Qué hace una chica como tú en un sitio como este", que aparecía en un triple vinilo recopilatorio de la movida que escuché hasta la saciedad en mi adolescencia. Me parecía un poco coñazo y la letra me recordaba un poco a Sabina, al que después de una infancia de cassettes de padre había acabado aborreciendo. Tuvieron que pasar muchos años para que apreciase a Burning, y fue a raíz de la versión de "Es especial" que hicieron Tarántula en su primer minicd, que decidí darles una oportunidad. "Bulevar" y "El fin de una década" me conquistaron y siguen encantándome. Ningún disco anterior ni posterior me hace mucha gracia, pero en esos dos discos me es difícil encontrar una sola canción mala.
"El fin de una década" me gusta más porque es más Lou Reed, simplemente. Empieza con "Mueve tus caderas", que es la que menos me gusta, es más bailable y simplona, pero después es un enorme disco de desamor y soledad y rock urbano crudo y sin metáforas sabinistas. "Un poquito nada más" es quizá la más Lou Reed, tanto por la letra como por esa guitarra y coros. "Puedes sentirlo" y "Seducción" son de nuevo más rápidas, pero con mejores letras. Y las tres últimas son increíbles. "Las chicas del drugstore" es mi favorita del disco junto a "Un poquito nada más". Me encantan las letras españolas de los últimos 70 y primeros 80 con términos anglosajones como drugstore, jeans, o citas a Hollywood o estrellas, como algunas de Paraiso. Incluso "Qué hace una chica como tú..." me gusta, en este disco. Este disco es el contexto adecuado para la canción, y en él he aprendido a amarla.
Es inevitable separar la música de Burning de su historia y malditismo, y supongo que eso hace que las referencias a las drogas y promiscuidad tengan más valor que si las hiciese algún otro grupo. Era algo común a la época, pero Burning son probablemente el mejor ejemplo de escribir sobre lo que vives y vivir como cantas. Podéis ahorraros el resto de su discografía, pero cualquier amante de la música española y/o de la herencia del New York de los 70, debería escuchar "El fin de una década" y "Bulevar".

Alfredo dice:
Mira por donde, sería el año 88 o 89 cuando, un día que estaba yo en la calle, Babi se asomó a la ventana de su casa y me dijo "mira lo que me acaba de llegar" mientras me enseñaba Noches De Rock & Roll y El Final De La Década, los dos primeros discos de Burning que veía en mi vida y que le exigí que inmediatamente me los grabara en una cinta. La portada de El Final De La Década la escudriñé durante mucho tiempo, en la mesa que presiden los cinco músicos hay una revista porno, jeringuillas y cucharas, navajas, un disco de los Zeppelinn, cartas de una baraja, dinero, cigarros... Yo con catorce o quince años flipaba, era una especie de Donde esta Wally? del vicio. Tanta portada para que después resulte que es un disco de amor. Pero de amor animal, del que deshace camas y deja sábanas empapadas, del que se comparte con drogas, del que se consigue pagando y se disfruta en grupo, del que se encuentra cuando menos te lo esperas, fugaz e impúdico, del que da miedo porque engancha, del que hay que contar a tus amigos si o si, porque sino sabe menos. Y con lo justo, muy justo, de romanticismo, lo necesario para follar. Al final no iba tan desencaminada la portada. En lo musical, el disco se  mueve entre el rockanroll pegajoso de Mueve Tus Caderas y Seducción, los medios tiempos como ¿Qué Hace Una Chica Como Tu En Un Sitio Como Este? y Lo Que El Tiempo No Borró, el rock más duro de Bajo Los Focos y la mas lenta Balada Para Una Viuda. Todas las canciones tienen sus momentos pero pocas me parecen redondas, Las Chicas Del Drugstore y Un Poquito Nada Más son mis favoritas. Aunque sinceramente yo soy mas de Bulevar, su siguiente disco.

Manu quiere que escuches Las Chicas Del Drugstore.


Alfredo quiere que escuches Un Poquito Nada Más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada