sábado, 21 de septiembre de 2013

Feria - Feria (Austrohúngaro 2005)

Mira por donde, si escuchas al vuelo una cualquiera de las canciones de este disco, lo más probable es que salgas espantado. A mí me pasó con Cabeza Negra. Pero escuchando el disco entero la cosa cambia mucho, su discurso, a la vez que lúdico, se vuelve lúcido e incontestable. Adquiere todo el sentido su slogan "¡Aborto si, tempura ya!", la letra de Cabeza Negra se descubre como una genialidad hecha con frases escuchadas en la peluquería. La desgana con que cantan Todo Lo Contrario es lo que necesita la canción, como la inocencia, con algo de mala uva, que le ponen a Alexei Nemov/50 Cent...
Queda patente su facilidad para el pop cuando se atreven, y te contagian, con un estribillo que dice "Quiero A pero no puedo porque B". Mas lejos llegan en Me Ponen Los Museos, donde se atreven a cantarte lecciones de arte: "Se dice que Caravaggio, para pintar La Muerte (la dormición) de la Virgen, utilizo de modelo el cadáver de una mujer ahogada en el Tíber (el vientre hinchado y la piel verdosa). Por primera vez se pinta a la Virgen descalza y con las piernas descubiertas, y el pelo largo, suelto  y revuelto". Sí, todo esto lo cantan, y salen totalmente airosas. Igual que de la versión de S. Gainsbourg, No Comment.
Las bases, las programaciones, la instrumentación se adaptan totalmente a las letras, lejos de cualquier lugar común que transite el pop. Todo produce una cierta extrañeza que acaba reconfortándote. Como reconforta comprobar que ellas, porque Feria son tres chicas, parten de que la igualdad entre sexos es un axioma incuestionable y a partir de ahí muestran su orgullo de ser mujeres y airean y reivindican tranquilamente sus peculiaridades. Disco extraterrestre y casi perfecto.
Feria son Marta, Elisa y Helena, y en este disco les echan una mano Carlos Carbonell, Joan Baltà, Manolo Martínez, Genis Segarra y Carlos Ballesteros.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada